Tiras ilimitadas… pero ilimitadas de verdad

Empezamos a sospechar el día que unos invitados a una boda nos pidieron unas tijeras para recortar una tira. “¿Unas tijeras?” Les preguntamos “Sí, para tener cada una foto cada uno” nos contestaron. Una vez salimos de nuestro asombro, les explicamos que no hacía falta, que había no una foto, sino una tira para cada uno. No se lo creyeron de verdad hasta que tuvieron su copia en la mano. Y es que, según nos dijeron “Es la primera vez que vemos que se imprimen más de dos copias“.

fotomaton la ventana indisceta

No decimos con esto que seamos los únicos que imprimimos dos copias. Más empresas hay que así lo hacen y creemos que deberia ser lo normal. Pero sí que es cierto que hay muchas propuestas que limitan las impresiones a dos. Nosotros no lo vemos lógico porque al final, retirar una copia se asemeja a las rebajas y los invitados, al grito de “yo la vi primero” podrían montar una pelotera, y además es muy cutre dejar sin recuerdo a los presentes por algo que no tiene ninguna complicación.

En nuestro fotomatón “La ventana indiscreta” no hay límite, ni de fotos, ni de copias. Porque es de justicia que toos se lleven sus fotos para casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *