Diez años de bodas

El 4 de marzo, se cumplieron 10 años desde que Sonifón realizó su primera boda. Afortunadamente, de aquella no existían las redes sociales para dejar constancia gráfica del momento porque habríamos quedado muy mal 😉 Solamente diremos que nada salió como habíamos previsto y, pese a ello, los novios quedaron contentos. Desde entonces, hemos tenido muchas más bodas para mejorar, aprender y adaptarnos a un sector que cada año cambia. Hemos tenido muy buenos momentos, otros buenos y alguno que nos gustaría que hubiera sido de otra manera. Lo que no ha cambiado desde aquel ya lejano 2006 es nuestra intención de hacerlo lo mejor posible en cada boda y disfrutar con nuestro trabajo, dejándonos contagiar de la ilusión de todas las personas que han decidido confiar en nosotros para uno de los días más importantes de sus vidas. No sabemos si dentro de 10 años estaremos aquí pero, mientras estemos, nada ni nadie nos hará perder esa ilusión. Gracias a todos los que habéis estado, estáis y estaréis ahí. Sois la razón de que hayamos podido cumplir nuestros primeros diez años.

12321653_1030757147034393_6077094739940274457_n 12832335_1030757047034403_4893538311925888834_n

Nochevieja de locos

El fin de año suele ser una de las fechas más complicadas para cualquier empresa de djs. Fiestas, cotillones, alquileres, bodas… Con la particularidad de que todo se concentra en unas pocas horas. Este año, además, tuvimos nuestro fotomatón a pleno rendimiento. Una auténtica locura.
IMG-20160101-WA0009 nochevieja nh aviles 2016

Estuvimos en el primer fin de año de la Hostería de Torazo. Volvimos a dar las campanadas en el Hotel ABBA Playa Gijón y, en el hotel NH Collection Palacio de Avilés, doblamos con la fiesta de Nochevieja y la boda de Alfonso y Verónica. También estuvimos, ya por octavo año, en el Hotel Silken Ciudad Gijón. Y nuestro fotomatón “La ventana indiscreta” estuvo trabajando a pleno rendimiento en el Recinto de la Feria de Muestras de Gijón para la fiesta que organizó La Buena Vida.

IMG-20160101-WA0004 (2)

2015-12-29 19.59.40

Por suerte o por desgracia, esto pasa una vez al año. Por suerte, porque la resaca, y no precisamente la alcohólica, nos dura varios días. Por desgracia, porque estos días de mucho trabajo significan también unos buenos ingresos (para qué nos vamos a engañar). Ahora nos toca un mes de enero casi de relax, pero enseguida llega otra locura: la noche de Comadres. Y aquí seguiremos!

IMG-20160101-WA0045

Ser o no ser cool

2015-04-23 09.32.23De un tiempo a esta parte se está propagando un modelo de feria exclusiva y excluyente que separa a una clase de proveedores (los “molones”) de los que no lo son, creando así una gruesa línea de separación en la que las empresas que no cumplimos con los criterios “cool” nos quedamos fuera.

Si algo hemos tenido claro en todos estos años trabajando (casi 10) es que, en un sector donde influye tanto el gusto personal del cliente, es imposible hablar de “mejores” ni “peores” profesionales. Todo lo más, de “muy profesionales” o “poco profesionales”. Tú le puedes gustar mucho a un cliente pero a otro no convencerle. No es que seas malo: es que busca otra cosa. Y eso no puede tener tacha a no ser que no le dediques al posible cliente el tiempo que te está requiriendo o no realices tu trabajo con las ganas que se merece. En el sector de los djs o de los fotógrafos hay muchos factores abstractos. En el de los restaurantes, puede ser algo tan simple como la hora de cierre o como la necesidad de contratar autobuses para traer de vuelta a los invitados.

Así pues, que aparezcan ahora rincones que hablen de “los mejores y más destacados proveedores” nos llena de tristeza. ¿Qué hemos hecho los demás para ser descartados? Básicamente, no cumplir unos criterios de moda. Una moda que puede venir para quedarse pero que no es una revolución. Se pretende vender como novedad algo que ya se hacía en los años 50 en los pueblos de España: reunirse en una casa particular, decorarla al gusto ahorrándose todo lo posible y reciclando materiales, buscar a los mejores cocineros del pueblo para que echaran una mano y, si alguien conocía un fotógrafo amigo, que captara los momentos a su manera. La moda es pasajera. Hacer separaciones en base a ella roza lo ridículo. Ya lo decía la mítica e inmortal Marlene Dietrich: “Nos reímos de la moda de ayer, pero nos emocionamos con la de antes de ayer, cuando está en vías de convertirse en la de mañana

Teniendo en cuenta esto, las bodas pueden y deben ser como quieran las parejas. NO COMO NOSOTROS, LOS PROFESIONALES, QUERAMOS QUE SEAN. La comida podrá presentarse de diversas formas, pero tiene que seguir siendo comida. El fotógrafo podrá trabajar de distintas maneras, pero tratará de captar la realidad, no una invención. Y la música podrá ser de tal o cual estilo, pero lo importante será que suene. A fin de cuentas, la forma puede cambiar pero el fondo, no. Es hora de reivindicar el fondo porque, si no lo hay, la forma por si sola no es más que un envoltorio vacío. Y un envoltorio vacío, por muy molón que sea, no significa nada.

Por nuestra parte, seguiremos trabajando como creemos que hay que trabajar: con honradez, dedicación, profesionalidad y poniéndonos en el lugar del cliente. Anteponiendo el fondo a la forma. Igual no nos vale para que nos inviten a estos certámenes tan “molones”, pero al menos estaremos con la conciencia tranquila porque el trabajo hecho con pasión no pasa de moda.

Etiquetar al dj

IMG-20150802-WA0009
Todos sabemos que hay fotógrafos “clásicos” y fotógrafos “modernos”. Que hay restaurantes que venden “cocina de autor” y otros que ofrecen “cocina tradicional”. Que hay destinos turísticos “de sol y playa” y turismo “de aventura”. Pero si nos ponemos a clasificar a los djs… ¿cómo los etiquetamos?

Es cierto: no es fácil. Lo más normal es que los dividamos entre los que son animados y los que no lo son y con eso nos sirva de separación. Que es una división que tiene algo de cierto, vale, pero no es suficiente. Porque, sí, es cierto, hay muchos tipos de djs, y saber cuál nos hace falta para nuestra fiesta es vital para que sea un éxito.

Ojo, que no vamos a inventar aquí una clasificación de djs que resulte artificial. Imaginaos: “técnico”, “vintage” o adjetivos más ampulosos como hemos visto en alguna web de colegas sin complejos: “coreógrafo” (en fin, que la presuntuosidad hace que el negocio se nos vaya de las manos… Julio Bocca o Ángel Corella sí son coreógrafos). A lo mejor nos hacen falta menos etiquetas y explicar mejor cómo puede ser nuestro trabajo.

Por ejemplo, ¿quieres que el dj sea flexible en cuanto a peticiones de los invitados? ¿o prefieres un repertorio fijo? ¿te importa que hable entre canción y canción para introducir el siguiente tema? ¿Te gustaría más que no hubiera cortes? ¿quieres que organice a los invitados para bailar todos juntos los “clásicos de fiesta” (Follow the leader, El chacachá del tren, Paquito el chocolatero…) ¿Eres de los que las tacharías todas? ¿preferirías que en la parte final de la fiesta sonara pop de los 80 o música electrónica actual?

Cada cliente es un mundo. Aún así, hay forma de acertar lo más posible con el tipo de música… y con el tipo de dj. Desgraciadamente, no hay un “dj total” que sea una cosa y la contraria a la vez. Nos ha pasado, alguna vez, que nos contrataban un dj porque tenían referencias de que era muy animado, pero después en el contrato nos imponían que el dj no hablara. Y también fiestas donde el dj eran 20 años mayor que el mayor de los presentes, con la consiguiente barrera de edad (que te traten de “usted” ya marca distancias. Y al contrario, con un dj que podía ser el hijo de cualquiera de los invitados (y como tal lo trataban). No siempre es posible, pero nos gusta que el cliente nos explique qué tipo de fiesta quiere preparar y conozca a los djs. Ése es un paso muy importante para hacer que todo salga como se espera y que la fiesta sea inolvidable.

Nuevo espacio en redes sociales: Sonifon Eventos

sonifon logo sonifon eventos negro blanco naranjaDesde este mes de agosto, vamos a separar las temáticas en dos páginas diferentes de Facebook. Por un lado, mantendremos la clásica www.facebook.com/sonifondjs, con la información de nuestros trabajos que tengan que ver exclusivamente con la música. Por otro lado, y puesto que cada vez tenemos más tareas relacionadas con la organización de eventos, abrimos otra línea: www.facebook.com/sonifoneventos para que sea más fácil encontrar la información buscada.

Del mismo modo, aparece en twitter una nueva cuenta: @sonifoneventos, que se une a @sonifon_djs

Así que ya sabéis: Sonifon Sound & Music para música y Sonifon Eventos para todo lo demás. Esperamos que os resulte útil y os pedimos disculpas de antemano por las confusiones que pueda haber en estas primeras semanas