Las opiniones en internet

Hoy vamos con una curiosidad que no tiene que ver directamente con nuestro trabajo, pero sí guarda relación. En un blog de cocina y restauración, su autor (Mikel Lopez Iturriaga) animó a sus lectores a identificar tipos de “opinadores” que suelen utilizar foros y páginas especializadas de internet. En seguida me vinieron a la mente los foros de bodas, tan útiles como temidos, que pueden ayudar a preparar una boda y dar información útil sobre servicios y profesionales pero también arruinar de forma injusta la reputación de las personas que están detrás de una boda.

Partimos de la base de que no son hechos comparables pero… si leéis el artículo, ¿no os recuerda algo a lo que se puede encontrar en los foros “rosa”?

http://blogs.elpais.com/el-comidista/2014/04/tipos-de-criticos-webs-opiniones-restaurantes.html

Captura de pantalla 2014-04-09 09.34.32Vaya por delante que los foros de internet son útiles, que ayudan a muchas parejas a encontrar ideas y referencias y que permiten hacer más fáciles los preparativos. Pero también hay que empezar a desenmascarar a todos los miembros “negativos” que acampan en ellos. Desde clientes resentidos que van a hacer daño, hasta profesionales que no saben que hacen el ridículo promocionándose a sí mismos haciéndose pasar por novia.

Debemos entender que una crítica mala tiene que ser asumible. Bien construida, ayudará a mejorar. Debemos entender que las preferencias personales son eso, personales: lo que a mí me gusta no tiene que ser universal ni entrar en conflicto con lo que le gusta a otros. Y debemos entender que no existe ni la verdad ni la mentira absolutas, y que el debate bien formulado siempre viene bien. Teniendo en cuenta todo eso, los foros serán útiles. Si nos salimos de esas pautas, pueden ser muy crueles, que es algo a lo que no aspiramos, ¿verdad?