Cerrar repertorio o no cerrar repertorio

Hay pocos debates sobre el trabajo de un dj que se puedan extender a eventos tan diferentes como una boda y una jubilación, una fiesta de fin de curso o un 40º cumpleaños. Uno de ellos, y sin duda el que más quebraderos de cabeza le trae a algunos clientes, es la lista de canciones que van a sonar.

Como hemos dicho en otras ocasiones, no somos quién para imponer a unos clientes qué música va a sonar. Es el cliente el que, igual que encarga un servicio profesional y deposita su confianza en nosotros porque se la inspiramos, debe tener la última palabra sobre el tipo de música que debe poner el dj. Ahora bien: preferimos tener cierta libertad para ir adaptándonos a lo que mejor funcione en cada momento. Nunca se sabe con exactitud qué canción puede molestar a un invitado (y con ello, tener un conflicto asegurado) o por el contrario, qué tema puede traer buenos recuerdos a un determinado grupo de los presentes y, a partir de ahí, tener que cambiar de estilo musical porque no vamos a frenarles una vez lanzados.

Esto no quiere decir que, si un cliente se siente más tranquilo proporcionándonos la lista y el orden de las canciones, no lo pueda hacer. Siempre que se tenga en cuenta que el dj podrá hacer las mezclas. ¿La mejor solución si tenemos muchas peticiones? Darle un lista de canciones y dejarle libertad para que las ponga. Él sabrá cómo hacerlo. La experiencia nos dice que es mejor esto que empezar con una lista que no funcione y no haya opción a buscar un plan B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *